Cargando...
ARPG 2018-09-17T09:14:30+00:00

Descripción del proyecto

Antiarrollamiento ARPG

Sistema Antiarrollamiento ARPG

con parada de puente grúa

Nuestro Sistema Antiarrollamiento ARPG es la perfecta solución para evitar golpes y atropellos durante el desplazamiento de los puentes grúa.

Cuando hay operarios trabajando en zonas elevadas de máquinas o líneas de producción y existen puentes grúa que pasan sobre estas zonas, existe la posibilidad de que los mismos sean arrollados por los puentes grúa, causando graves accidentes.

Con el Sistema Antiarrollamiento ARPG se pueden hacer labores de mantenimiento o inspección en las partes altas de las máquinas con total seguridad.

Antiarrollamiento ARPG
Antiarrollamiento ARPG
Antiarrollamiento ARPG

Trabajo Seguro en Zonas Elevadas

Creamos zonas delimitadas para que los operarios puedan trabajar en la zona superior de las máquinas. En el caso de que el puente, en su trayectoria, quiera acceder a la zona donde se encuentra el operario, se efectúa la parada de máquina de forma automática.

El Sistema Antiarrollamiento ARPG permite que el funcionamiento de la fábrica pueda continuar sin riesgo de seguridad para los operarios que deban realizar trabajos en zonas altas. La ventaja es que el sistema garantiza la seguridad sin poner en juego la eficiencia o productividad de la planta.

Antiarrollamiento ARPG

El Sistema Antiarrollamiento ARPG está formado por dos unidades de control trabajando coordinadamente y en comunicación constante.

  • Central de control en línea: se instala fija en la línea o nave por la cual transita el puente. Informa de la situación de los operarios en las zonas elevadas.
  • Central de control de puente: se instala una por cada puente que se quiere proteger. Procesa la información del estado del puente y de los operarios.

Central de control de línea

Dispone de entradas de seguridad redundantes a las que se cablean los elementos de seguridad que dan acceso a las zonas peligrosas (ej. puertas con cerradura)

Puede controlar múltiples zonas y múltiples puntos de acceso por cada zona. Las zonas ocupadas por operarios y las zonas libres son comunicadas continuamente a la central de control del puente, de forma inalámbrica.

Central de control de puente

Dispone de entradas de seguridad redundantes a las que se cablean los interruptores de posición que indican la situación del puente (pueden ser interruptores de diferente tipo pero siempre con funcionamiento positivo).

A lo largo del recorrido del puente, delimitando cada zona, se instalan actuadores que en conjunto con los interruptores de posición, le permiten a la central, conocer la zona en la que el puente se encuentra. Puede controlar múltiples zonas de paso.

Dispone también de salidas de seguridad redundantes, las cuales se deben cablear a la maniobra del puente grúa para permitir a la central detenerlo cuando sea necesario.

  • Seguridad: permite que operarios trabajen de modo seguro, en zonas elevadas de máquinas o líneas de producción, mientras los puentes grúa están en funcionamiento.
  • Productividad: el funcionamiento del resto de la planta puede continuar sin poner en riesgo a los trabajadores.
  • Flexibilidad: posibilidad de configurar el funcionamiento a medida de las necesidades. Incluso es posible incorporar otras seguridades necesaria en el manejo de puentes grúa, como la posición del carro.
  • Comunicación: utiliza red propia, lo que asegura comunicación inalámbrica, constante y coordinada entre centrales. Esto evita falsas alarmas que retrasan la producción.
CASO DE ÉXITO
CONTÁCTANOS