Estadísticas 1er trimestre 2016

Durante los tres primeros meses del año, fallecieron un total de 138 trabajadores en accidente laboral, dos más respecto el mismo periodo de 2015. Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, estas cifras suponen un incremento en términos relativos del 1,5%.

Durante la jornada laboral, se produjeron un total de 103 fallecimientos, siete menos que hasta marzo de 2015, lo que implica un descenso del 6,4%. Mientras que los accidentes “in itínere” aumentaron un 34,6% más respecto el mismo periodo de 2015, ya que en el primer trimestre del año se registraron un total de 35 accidentes mortales.

Hasta marzo se contabilizaron 129.534 accidentes laborales con baja, un 6,8% más que en 2015, cuando se produjeron 121.313 accidentes.

Del conjunto de siniestros, se registraron 111.869 en el lugar de trabajo. Por lo que significa un 7,2% más que entre enero-marzo del año pasado. Por otro lado, en “in itínere” se prosujeron 17.665. Esto es un 4,1% más que el periodo anterior.

Del mismo modo, los accidentes leves con baja en el puesto de trabajo sumaron 110.940 hasta marzo. Esto implica un 7,2% más. Los accidentes graves alcanzaron los 826, un 11,3% más. En el caso de los siniestros “in itínere”, se registraron 17.434 accidentes de carácter leve (+4%) y 196 de gravedad (+2,1%).
La industria manufacturera registra el mayor número de accidentes con baja

La industria manufacturera registró el mayor número de accidentes con baja en jornada de trabajo, con 20.575 siniestros (+8,8%). Le siguen el comercio mayorista y minorista y reparación de vehículos a motor, con 16.317 accidentes (+7,8%); la construcción, con 11.429 siniestros (+9,6%), y las actividades sanitarias y los servicios sociales, con 11.034 accidentes (+4,6%).

Los mayores repuntes fueron en la hostelería, con un aumento del 18,4% y un total de 9.264 accidentes; en transporte y almacenamiento (+9,9%, 8.173 siniestros), y en construcción (+9,6%, 11.429 siniestros).

Las causas que provocan accidentes laborales se encuentran los sobre esfuerzos físicos, caídas, tropiezos, choques contra objetos en movimiento, y contactos con materia cortante, entre otras; y en el caso de los siniestros ‘in itínere’, la mayor parte se deben a los accidentes de tráfico.