¿Qué está pasando a nivel de seguridad industrial y laboral?

Me presento, soy Pedro García-Trejo González, director gerente de GTG Ingenieros, y en este post simplemente he tomado la decisión de participar en el debate que se ha abierto en nuestra zona debido al accidente laboral que ha ocurrido hace unas semanas en Vigo, en el que un operario ha sido aplastado por un bloque de acero, y tras esto se han producido manifestaciones en favor de la mejora de las condiciones laborales a nivel de seguridad. A todo esto, le sumo la noticia del diario El Mundo, con el siguiente titular “El Gobierno cita a los sindicatos para discutir la llegada urgente de obreros extranjeros con 190.000 parados en el sector Parados e inmigrantes irregulares en España tendrían prioridad con una cualificación acelerada para evitar un fracaso con los fondos europeos “

La sensación que me queda tras leer semana tras semana titulares de accidentes laborales por falta de protocolos y medidas de seguridad, y tras mis 25 años en el sector de la Seguridad Laboral e Industrial, es que tengo la firme convención de que hemos aprendido muy poco en todo este tiempo. Y que estamos preparando las bases para los próximos accidentes laborales.

No quiero culpar a nadie y a la vez creo que todos somos culpables en este asunto, desde las diferentes administraciones pasando por todos los gobiernos que ha habido los últimos 25 años.

También culpo (dentro de sus competencias), a los medios de comunicación, en noticias como la citada de el diario El Mundo, no se cita para nada a la materia preventiva, e incluso el otro día en las noticias pude ver como pasaban de comentar unas imágenes de un operario subido a un tejado sin protecciones (sin darle la mayor de las importancias) y a continuaron de manera inmediata, continuaban con la noticia de un carnero corneando a un pastor. A veces, parece que nos tomamos las noticias o vídeos de operarios en situaciones de riesgo como si fueran los “famosos” Vídeos de Primera que emitía TVE en los años 90.

 

Creo que en situaciones de riesgo captadas ante las cámaras y al no darle la importancia necesaria, perdemos una “bala” muy necesaria de concienciar y tratar el tema públicamente, incluso de aprovechar y ofrecerles a nuestros hijos una lección gratuita de las consecuencias de sus actos.

Pero dentro de esta culpabilidad, no me exonero de la culpa de empresas como la que yo dirijo dedicados a la seguridad industrial, o las empresas industriales, las de construcción, trabajadores, sindicatos, etc….los cuales, no hemos conseguido en estos 25 años asentar una política preventiva real y eficaz. Las manifestaciones días después de un accidente se han convertido en un clásico durante estos años. Las inversiones en seguridad, cuando las hay, son siempre post mortem, siempre después de que pase algo y eso es un grave error ante el que se deben tomar medidas.

No puedo obviar, que la parte de la administración tiene un peso importante en este punto, los niveles tecnológicos de la maquinaria industrial avanzan a la velocidad de la luz y la administración en sus inspecciones no puede seguir ciñéndose a pedir el manual de instrucciones o comprobar si la máquina lleva la pegatina CE.

Falta mucha formación e implicaciones más realistas.

Por poneros un ejemplo que nosotros vivimos día a día, existe permisividad desde la administración desde hace años en la importación de maquinaria y bienes industriales desde países asiáticos sin ningún control en materia de seguridad. Las inspecciones en aduanas son reducidas a la comprobación de la mera pegatina de CE, y esto ha llevado la industria manufacturera propia a tener que competir en un mercado desigual.

 Un problema de toda una sociedad que estandariza a 475 muertos en accidentes laborales en el 2022 (datos de Septiembre 2022), 705 en 2021, 780 muertos en el 2020 o 695 en 2019, a los que hay que sumarles decenas de amputaciones cada año, atropellos, golpes, etc.

Es necesario tener en cuenta que a nivel industrial estos últimos años han sido bastante “reducidos” por la pandemia, es por ello que se espera un aumento sustancial de accidentes graves en los próximos ejercicios. Si a todo esto, incorporamos miles de trabajadores de forma descontrolada para simplemente dar salida a los fondos europeos, se convertirá en un problema importante si no se toman las medidas previas necesarias.

A veces pienso que esto no tiene solución, con 53 años ya he dedicado 25 a este sector y quizás hay que dejar que las cosas sigan como están y viendo un futuro bastante oscuro para las próximas generaciones; pero otras veces resurge la fuerza de antaño y quizás este post sea un grito de hagamos algo, pongamos el problema de verdad encima de la mesa, sin buscar culpables, ni codenas.

Como decía antes todos somos culpables y todos tenemos esta responsabilidad de poner de nuestra parte para conseguir un futuro mejor.

Gracias por dedicar unos minutos a leerme, espero que realmente sirva para algo…