GTG en Revista Formación de Seguridad Laboral

Buscando la Seguridad Laboral 4.0

La Revista Formación de Seguridad Laboral en su edición de agosto publicó un artículo redactado por el gerente de GTG Ingenieros bajo el título: Buscando la seguridad laboral 4.0.

A continuación les transcribimos el artículo:

Buscando la seguridad laboral 4.0Buscando la seguridad laboral 4.0

Llevo intentando darle forma a este artículo hace un tiempo. Primero pensaba en hacer un alegato a la indiferencia con la que la seguridad industrial es tratada en nuestro país, a la falta de interés a la hora de poner cerco a la “epidemia” de los accidentes laborales en la industria, a la falta de rechazo y consciencia que tiene la propia sociedad, cuando en realidad, si nos pusiéramos a comparar, los accidentes laborales superan en mucho a otro tipo de accidentes, como son los accidentes de ciclistas o los accidentes de tráfico.

Se habla constantemente de recuperación económica, pero en el primer trimestre de 2017 ha habido 149 accidentes mortales.

Los accidentes mortales de 2016 fueron un total de 607, de los cuales, 476 fueron en jornada laboral. La mortalidad laboral ha aumentado un 5.6% desde 2016.

Lanzo una pregunta al mundo, ¿por qué una persona puede perder la vida por no haber invertido 4.000 € en un elemento de seguridad de una máquina? hecho del cual somos testigos a diario.

En estos momentos, los accidentes laborales se asumen con indiferencia y poca repercusión. Estoy seguro que, si la causa hubiera sido violencia de género o un accidente con una bicicleta, los medios de comunicación y la sociedad en general, le habrían prestado más atención. No decimos que este tipo de noticias no tengan que tener la trascendencia que tienen, al contrario, creemos que es un problema muy importante de la sociedad actual, pero creemos que la cifra tan elevada de accidentes laborales necesita tener más repercusión y concienciación social.

Pero me considero una persona activa, positiva y tengo claro que con lamentarnos no solucionamos nuestros problemas. Por eso, creo que lo que tenemos que hacer entre todos los involucrados, es unir fuerzas, reaccionar, dar un golpe sobre la mesa y reivindicar la seguridad industrial.

Se está produciendo a nivel industrial una cuarta revolución, la tan mencionada industria 4.0, pues aprovechemos la oportunidad, subámonos a ese tren. Dejemos de usar la seguridad como moneda de cambio en protestas sindicales y sociales, dejemos de denunciar las situaciones de seguridad de una empresa por un desacuerdo en un permiso de paternidad.

La seguridad industrial está para salvar vidas, no para negociar convenios o reivindicaciones. ¿Cómo es posible que a estas alturas todavía se negocien pluses de peligrosidad?

Es necesario tomarnos la seguridad industrial de una vez por todas en serio. Todos los implicados, la sociedad, los trabajadores, los empresarios y la administración, debemos dar un paso adelante y cambiar a modo seguridad 4.0

La tecnología y la capacidad de desarrollo de la ingeniería en seguridad industrial puede y es capaz de solucionar cualquier situación de riesgo, por ese motivo ya no sirven las excusas de que “no existe solución”, o de que “no sabemos cómo hacerlo”. Todo se puede diseñar y ofrecer soluciones para todas las circunstancias de riesgos.

La aplicación de las tecnologías actuales para la protección laboral y la seguridad industrial, permite grandes avances y consigue proteger situaciones que antes no era posible. La digitalización, por ejemplo, permite a las empresas disponer de grandes cantidades de datos, que deberán ser capaces de gestionar y analizar para convertir en información útil y valiosa.

Pero esta ventaja, es también un desafío a la hora de darle conformidad de seguridad a una instalación industrial. Genera que su estudio y certificación sean más complejos, es por ello, que la formación de técnicos, inspectores y auditores es imprescindible para conseguir unos resultados satisfactorios.

Todo el sector industrial tiene una voz unánime en que el avance tecnológico es imparable y que estamos inmersos en una nueva revolución industrial, en que la conectividad, los datos, la fabricación aditiva o los propios cobots, están invadiendo a las fábricas, las máquinas y los procesos productivos. Por ese motivo, debemos conseguir que esa misma voz, exija que la seguridad sea prioritaria en todo momento.

Por lo tanto, tomemos conciencia proactiva, actualicemos la normativa en vigor que tiene más de 20 años y está totalmente obsoleta, y pongámosla a la altura de la tecnología e industria actual. Exijamos cumplimiento técnico, legal y real, reclamemos responsabilidades civiles a fabricantes y a la administración, solicitemos garantías para evitar que las certificaciones CE de conformidad sean un simple papel impreso sin ningún valor. Trabajemos para que las adecuaciones de máquinas nuevas o en uso se adapten a los nuevos procesos productivos.

Debemos garantizar la seguridad en las nuevas situaciones laborales y creemos imprescindible, que el trabajo sea realizado por gente profesional, experta en la normativa y en el sector de la seguridad industrial.

Nosotros como ingeniería de seguridad, lo llevamos haciendo hace más de 20 años, hemos aprendido a respetar lo que significa dar conformidad de seguridad a una máquina, entregar esa garantía y asumir esa responsabilidad civil; y ahora que la tecnología lo permite, hemos logrado incorporar la digitalización y automatización a los equipos y soluciones de seguridad en maquinaria, que es lo que en definitiva nos dedicamos a ofrecer. Estamos transitando ese camino y buscando la seguridad laboral 4.0

Pero, como país, antes de alcanzar esta seguridad laboral 4.0, antes de decir que estamos en el TOP de la seguridad industrial, debemos crear una normativa base, protocolos de actuación serios, formación a todos los niveles y una campaña social de concienciación brutal.

En definitiva, conseguir que la sociedad rechace los daños causados por una máquina, lo que habitualmente llamamos “accidente laboral”, porque sabemos que accidente es algo casual, eventual y las lesiones causadas por una máquina que no reúne todas las medidas de seguridad necesarias, debería tener otra definición muy distinta.

Trabajemos en el camino de la seguridad 4.0. Buscando la seguridad laboral 4.0

 

Para ver la revista competa hacer clic aquí.

2018-07-09T07:05:18+00:00 septiembre 5th, 2017|Artículos GTG Ingenieros, Industria 4.0, Noticias, Seguridad Industrial|